Armando, mentalista y vidente

Armando, mentalista y vidente

LLamada directa, sin centralita: no se requiere tarjeta de crédito. La forma más fácil de llamar a ARMANDO.

806 499 871

Aproveche nuestras estupendas ofertas y descuentos: adquiera paquetes de minutos y ajuste su presupuesto sin sorpresas. Los minutos que compre, quedarán acumulados y podrá gastarlos en otro momento si lo desea.

930 500 601

TARIFAS Y OFERTAS EN PAQUETES DE MINUTOS

806 499 871
¡LLAMA YA!
Previous
Next

unas palabras para mis consultantes

En las últimas décadas, el Tarot ha sufrido una crisis de desprestigio como consecuencia de la cantidad de tarotistas que han invadido esta práctica.

Lamentablemente, la inmensa mayoría de ellos han buscado en el Tarot un “modus vivendi” o una forma de aprovecharse de las personas que, habiendo oído hablar de la importancia del Tarot como arte adivinatorio, acuden a estos lugares para poder conocer su futuro.

La mayor parte de estos tarotistas, que incluso ya vemos por las calles con su mesita ofreciendo sus servicios, tienen un escaso conocimiento del Tarot. Indudablemente, saben “tirar” las cartas, saben la interpretación de cada una, pero desconocen otros factores importantes de este antiguo y esotérico mazo de cartas.

Desde esta vocación de servicio, afirmo que el Tarot tiene un futuro importante siempre y cuando su práctica se realice con seriedad, sin animo de excesivo lucro y con un profundo conocimiento de las cartas, su historia y de la nueva psicología que hoy desplaza los viejos conceptos vacíos de una época que evoluciona profundamente.

ARMANDO, MENTALISTA Y VIDENTE.

806 499 871
¡LLAMA YA!
Previous
Next

Algunos TESTIMONIOS reales

806 499 871
¡LLAMA YA!
Previous
Next

Hablemos

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad